Translate

viernes, 4 de mayo de 2012

Encuentran 2 cuerpos calcinados

Nuevo León.- Dos cuerpos calcinados en la cajuela de un auto fueron encontrados anoche por elementos de Bomberos que habían acudido al reporte de un incendio, en la Colonia Nueva Madero.

Las víctimas no fueron identificadas por las autoridades, ni se precisó el sexo de los occisos, ya que quedaron completamente quemados, sin que se informara si estaban atados.

Alrededor de las 23:00 horas se realizó el reporte a las centrales de emergencia de que un automóvil Toyota Corolla, estaba incendiándose en el cruce de las calles José Martí y Leandro Martínez, frente al negocio Tadeo´s Bar.

El auto, según se pudo observar, estaba perfectamente estacionado frente al negocio, pero no se encontraron las llaves.

Al lugar también llegaron paramédicos de la Cruz Verde de Monterrey junto con elementos de la Policía Federal.

Tras sofocar las llamas, los bomberos detectaron los dos cuerpos en la cajuela, que alcanzaban a verse entre los fierros quemados del respaldo del asiento posterior. 

Vecinos del sector aseguraron a las autoridades que no reconocían el vehículo como de algún habitante de la zona y sólo salieron al ver las llamas que consumían la carrocería para reportarlo a los apagafuegos. 

Agregaron que tampoco se dieron cuenta si los delincuentes llegaron en el mismo vehículo que dejaron abandonado o si eran acompañados por otros cómplices que les ayudaron a incendiar la unidad en la que estaban los cuerpos y huyeron en otra unidad. 

Según se informó en el lugar, en la escena del crimen las autoridades no hallaron casquillos, por lo que se presume que ya estaban sin vida y luego los quemaron junto con el auto.

Personal de Servicios Periciales y de la Ministerial fueron solicitados por la Policía Federal para que se hicieran cargo de las investigaciones y el levantamiento de evidencias.

El hallazgo más reciente de un cuerpo calcinado, presuntamente relacionado con el crimen organizado, se realizó la tarde del 26 de marzo en el Fraccionamiento Santa Lucía, en Cadereyta.

Esa ocasión el cuerpo estaba en la cajuela recostado sobre su lado derecho y aparentemente tenía atadas las manos por el frente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada